El comer emocional.

¿Crees que tienes un problema con la comida? ¿Hay  momentos donde tu fuerza de voluntad desaparece por completo y lo único que puedes hacer es ir a la cocina y buscar algo rápido que echarte a la boca?

Según el Dr. Briffa, la cuestión podría estar debida a razones fisiológicas.

En su fantástico blog, hay una entrada “ Is emotional eating always due to emotions?” donde expone:

Algunas personas se catalogan o reconocen como comedoras compulsivas o emocionales. Se trata de personas que se  sienten impulsadas a comer como consecuencia de su estado emocional. Por lo general, es una respuesta a emociones negativas como el estrés, la ansiedad o la tristeza.

Voy a sugerir dos enfoques que, en mi experiencia, pueden ser muy útiles  para resolver el comer emocional, pero antes de eso, voy a analizar  esta forma de comer tan compulsiva, y determinar si es siempre tan emocional como creemos que es.

Imagínate que alguien tiene una tendencia a niveles inestables  de glucosa en sangre. Cuando los niveles de azúcar en  sangre bajan, se producen una serie de cambios bioquímicos y fisiológicos en el cuerpo, incluyendo la secreción de hormonas del estrés como la adrenalina.

El cerebro también tiende a aumentar su producción de una sustancia llamada glutamato que tiene la capacidad de aumentar la ansiedad.

Afines a cualquier cambio en el estado de ánimo, los niveles bajos de azúcar en la sangre también puede provocar una compulsión  por alimentos que reponen rápidamente el azúcar en la sangre, tales como el chocolate, las galletas o el pan. Pero aquí está la pregunta: ¿qué causa la ansiedad por comer?  ¿las emociones de la persona, o un nivel bajo de azúcar  en  sangre?

En mi experiencia, muchas personas que creen tener un problema con la comida porque comen compulsivamente y con ansiedad,  parece que no tienen nada por el estilo. ¿Cómo puedo saber esto? Porque he visto una y otra vez que cuando un  comedor compulsivo se alimenta adecuadamente y estabiliza  su nivel de azúcar en la sangre, su compulsión desaparece. En muchas personas, lo que parece ser una cuestión psicológica es, en realidad, una cuestión fisiológica.

Esto no quiere decir que el comer emocionalmente no pueda suceder, seguramente sí.

Por ejemplo, ofreciendo  repetidamente a los niños alimentos dulces  como regalo o recompensa  establecemos un patrón donde asociaremos ciertos alimentos con ciertas emociones. Si éste es realmente tu caso, entonces es necesario adoptar un enfoque más orientado a la mente.

La mejor manera de abordar este tipo de problema, es entender un poco más sobre la mente. El cerebro puede ser considerado como un órgano que tiene dos componentes principales: la mente consciente y la  inconsciente. La mente consciente es lo que, entre otras cosas, nos permite pensar  y racionalizar. Mientras que usted ha estado leyendo este artículo, es probable que su mente consciente hay estado  bastante activa.

La mente inconsciente, como su nombre indica, comprende  pensamientos y comportamientos inconscientes. Muchas respuestas emocionales provienen de  aquí. Un ejemplo es mi fobia a las arañas. Tengo miedo a las arañas, aunque sé que aquí en el Reino Unido no pueden hacerme daño de ninguna manera significativa. En mi mente inconsciente he asociado las arañas con algún tipo de amenaza y ninguna terapia  o intento de racionalizar, va a conseguir gran resultado. Básicamente, cualquier enfoque consciente a un problema que está en el inconsciente tiene un valor cuestionable. Es un poco como tratar de solucionar un problema en el motor de un coche sin antes abrir el capo.

Lo que esto significa es que cuando se trata del comer emocionalmente genuino, el que tiene que ver con las emociones y no con razones fisiológicas, tenemos que acceder a la mente inconsciente. En mi experiencia, dos enfoques que tienen un éxito considerable aquí son la hipnoterapia y la “técnica de libertad emocional” (EFT). Esta última técnica  se puede aprender y auto-aplicarse con relativa facilidad, y existe un montón de información disponible en Internet.

 

Traducción de “ Is emotional eating always due to emotions?”, Dr. Briffa realizada por  VivePaleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s