Photo by Thomas Kelley on Unsplash

 

He leído varios estudios sobre la adicción a la comida y lo que me ha quedado claro es que no se trata tanto de una adicción a la comida en general, sino de una adicción a ciertos alimentos. Y ¿cuáles son estos alimentos? Pues los alimentos procesados. Los helados, las pizzas, las galletas, bollos, pasteles….Y si pensamos porqué estos alimentos y no otros, tenemos que fijarnos en un aspecto común a todos ellos. Todos son altos en grasas, normalmente aceites vegetales refinados, sal  y azúcares. Esta combinación, junto a ciertos aditivos como el potenciador del sabor (E621) los hacen muy apetitosos e irresistibles.

De hecho el libro de Michael Moss “ Salt fat and sugar” expone como la industria alimentaria utiliza estos tres ingredientes para crear adictos a los productos que crean y comercializan.

La dieta paleo se basa en una alimentación ancestral y si observamos los alimentos que la componen comprobaremos que la naturaleza no ha creado ningún alimento que combine estos tres ingredientes a la vez. Los azúcares están en las verduras y frutas, pero estas no llevan grasas. Los alimentos que si aportan grasas, como algunos cortes de carne, los pescados grasos, huevos, frutos secos, aguacates o aceites, no llevan azúcares.  Curioso.

Por ello comiendo paleo es más difícil caer en ese comportamiento incontrolable de “no poder parar ” que sucede cuando comemos comida basura.

Si que es cierto que algunas personas que son muy estrictas con la dieta paleo, sucumben a la glotonería de vez  en cuando con alimentos paleo. Y muchos se dan un atracón de frutos secos o semillas. En estos casos tienen que tener cuidado con estos alimentos. Limitar las cantidades antes de engullir todo el paquete y tomarlos sin sal. Los frutos salados son más irresistibles que los crudos. También ayuda el comprarlos con cáscara. Si antes de comerlos tenemos que realizar un trabajo extra para acceder al fruto, seguramente comeremos menos que si solo se trata de abrir una bolsa.
Y si aún así no hemos cepillado toda la bolsa de avellanas o almendras podemos pensar que se trata de un aporte extra de nutrientes sanos y algún kilo de más.

Highly processed foods linked to addictive eating